PROFESORA: LORENA MUÑOZ G.  

                                                             COLEGIO LOS FRESNOS

       CURSO BÁSICO 6           

 

 "DIME Y LO OLVIDO, ENSÉÑAME Y LO RECUERDO, INVOLÚCRAME Y LO APRENDO".

BENJAMÍN FRANKLIN.

 

La oportunidad de trabajar con los más pequeños plantea  grandes desafíos entre ellos trabajar la  comunicación para lo cual contamos con  literatura,  guías,  pautas de evaluación, etc.  que facilitan nuestra tarea educativa.

Frente a cualquier plan de trabajo debemos considerar los siguientes elementos:  edad de los niños, sus necesidades,  motivaciones, intereses, este último concepto tan fácil de entender y explicar  motiva la siguiente reflexión.   

¿Intereses?, ¿De quién?, ¿Los míos?, No, ¡de los niños!

Sin duda que,  libros, documentos, recomendaciones, sugerencias de  especialistas  colaboran en la construcción de un plan de trabajo, sin embargo  dar respuesta pertinente a un grupo de niños quienes comunican  sus intereses de diferentes formas, con niveles atencionales y de motivación propio, son elementos significativos  en este gran desafío de educar en la diversidad.  

Es necesario “comunicarse” con el niño para saber sus intereses, que le gusta, como se siente, esta cómodo, ¿Qué quiere?

Esta hermosa aventura de compartir con personas de tan diversos talentos,  invitan a conocer distintas formas de comunicación,  a través de sonidos, vocalizaciones, palabras o frases muchas veces repetidas una y otra vez , gestos,  miradas  o un movimiento,  son las distintas formas de comunicación que percibimos a nuestro alrededor. 

Es necesario  aprender a conocer las distintas formas de comunicar que tienen los niños y no tan niños, el mundo de las “No Palabras” esa  comunicación simple y directa: un cambio de humor,  el silencio, la  risa,  la mirada, etc.

Entre los mayores aprendizajes que nuestros pequeños nos invitan a tener  es  aprender a escuchar, mirar, contemplar, observar,  compartir, no solo con los sentidos sino también con el corazón, con la tolerancia, con la capacidad de respetar y esperar…………………………………………….

! Grandes tareas! para quienes nos “ comunicamos con el lenguaje hablado, palabras”

 

          Los niños por naturaleza, descubren el mundo jugando en ese marco sugerimos algunas estrategias que orientan la interacción con los niños.

I. Orientaciones generales en torno a la creación de rutinas interactivas

Jugar unos minutos cada día
Encontrar momentos dedicados exclusivamente al niño
Implicarse en actividades en las que el niño lleve la iniciativa
Implicarse en actividades en las que la madre siga la iniciativa del niño
Encontrar momentos en los que les apetece jugar a la madre y al niño
Otras

 II. Orientaciones generales en torno a la adecuación del entorno

Jugar en un espacio iluminado, tranquilo y cómodo
Colocar los juguetes o materiales de juego al alcance del niño
Encontrar una posición de juego cómoda

 

 III. Orientaciones específicas en torno a la optimización de la calidad de la interacción comunicativa y lingüística

1. Estrategias de gestión de la comunicación y la conversación

Observar y escuchar cómo se comunica el niño
Respetar el silencio
Seguir la iniciativa del niño
Imitar los actos del niño
Interpretar los actos del niño
Tomar turnos alternativamente
Alargar las secuencias comunicativas

 2. Estrategias de adaptación y ajuste del lenguaje que los adultos dirigen al niño

Utilizar un vocabulario adecuado al nivel del niño
Utilizar frases cortas, ajustadas al nivel del niño
Pronunciar claramente
Utilizar una entonación agradable y un tono dulce
Tener en cuenta los aspectos paralingüísticos (risas, exclamaciones, onomatopeyas...)

* Adaptado de Gràcia y del Río (1998)